0
In Sempre Galicia

12 palabras gallegas que deberías conocer

Hoy queremos enseñarte un trocito más de nuestra terriña y esta vez no vamos a hacerlo en forma de productos o alimentos sino en forma de palabras.

Y es que Galicia tiene expresiones y palabras curiosas y bonitas que nos encantaría que conocieras.

 ¡Vamos allá!

  •  Arroutada.

¿Qué ocurre cuando te da una arroutada? Pues que has hecho algo inesperado, sin pensar.

  • Riquiño.

Es imposible que no conozcas esta palabra, pero por si acaso te diremos que cuando hablamos con alguien y entiende nuestros matices y expresiones, no es que sea adorable o simpático. Ni guapo ni feo. Es todo eso a la vez y se te llena la boca cuando le dices… ¡qué riquiño eres!

  • Rosmar.

Todo un clásico. Podríamos traducirlo como refunfuñar. Pero el rosmar va más allá de un simple refunfuño. Se trata de alguien que emite sonidos confusos e incomprensibles en segundo plano en señal de enfado o protesta.

  • Enxebre.

¡Nos encanta esta palabra! Un poco difícil de explicar con palabras pero que seguro entenderás con un sencillo ejemplo: si vienes a Galicia en verano, es indispensable que conozcas los míticos furanchos (casas dónde se sirve el vino sobrante aderezado con raciones típicas). Ese furancho es enxebre. En teoría sirve para referirnos a algo propio y característico de una región. ¿Nos has entendido?

  • Fozar.

Otro gran ejemplo que te servirá para entenderlo. De repente un día te sale el típico granito que quieres que desaparezca, pero no paras ¡de tocarlo y hurgar en él! Pues eso es fozar. Mover, desordenar, curiosear…

  • Coitado.

Una persona coitadiña es aquella ingenua, inocente y que, además, pobriña, ¡tiene mala suerte en la vida!

  • Agarimo.

¡Seguro que ésta también la conoces! Agarimo podríamos traducirlo como cariño.

  • Bico.

Seguro que, si has escuchado alguna vez a un gallego hablar, habrás oído que no manda besos sino ¡bicos!

  • Chosco.

Nos hace mucha gracia esta palabreja que sirve para referirse a alguien que se ha quedado medio cegato por hacer un esfuerzo con la vista. “De tanto móvil… ¡te has quedado chosco!”

  • Parvo.

La utilizamos muy a menudo en modo cariñoso para llamar a alguien tonto.

  • Rabudo.

Otra palabra muy simpática que sirve para referirnos a aquellas personas cabezotas y algo irascibles y malhumoradas.

  • Morriña.

Sin duda, nuestra palabra favorita y ya te habrás dado cuenta por nuestras cajitas Antimorriña La morriña es el sentimiento de echar de menos la tierra natal y el hogar. Es tristeza y melancolía por estar lejos de tu casa.

Y como nosotros no queremos que echéis de menos vuestro hogar, podéis haceros con vuestra LembranzaBox Antimorriña, acercaros un poquito más a esta fantástica tierra si no sois de aquí y si lo sois, ¡con más razón! Es hora de probar el producto 100% gallego, made in Galicia 😉

¡Gracias por leer!

Si te ha gustado, ya sabes, comparte.

You Might Also Like